Twitter RSS

Ayudas y subvenciones La unión de Gamesa y Siemens convierte a la empresa vasca en líder mundial en producción de energía eólica

Published on abril 18th, 2017 | by Euskoempresa

0

El gasto de pensiones en Euskadi se dispara

Desde la crisis los números de aumento de gasto se sitúan en navarra y Euskadi por encima de la media española

El gasto en pensiones se ha disparado en los últimos años desde que se produjo la llamada crisis económica. Con un índice de aumento del 44%, (la cifra de gasto pasó de los 426 millones de euros mensuales a los 615), la Comunidad Autónoma vasca es junto a Navarra (que ha asumido un aumento del gasto del 55%) las comunidades que se han mantenido por encima de la media española en cuanto a consumo de dinero en este respecto. Si bien es cierto que los datos que se han arrojado desde el 2008 han obligado a estandarizar de alguna manera estos aumentos, las cifras no son las mejores para una zona que sigue siendo puntera en otros aspectos del desarrollo económico.

Sin embargo no toda la culpa de dicho aumento está establecida en la llamada crisis económica. Y es que, ya desde los inicios del último lustro son muchos los datos que recogen un imparable envejecimiento de la población y una mayor esperanza de vida de las personas de la tercera edad. Esto sumado al escaso nacimiento de nuevos miembros pertenecientes al sector más joven (que posteriormente pasarían a engrosar la lista de trabajadores en activo) hace que actualmente no existan muchas opciones de lograr financiar a la tercera edad de forma “natural”. Es decir, sin un aumento directo de las cifras por parte de la administración en activo.

Reducción de la población activa

Los datos suponen un importante azote para quienes buscan seguir financiando el país de una manera estable. Un proceso que cada año resulta más complejo debido a la caída en picado de los habitantes españoles que se encuentran en la llamada “franja de actividad” de la economía.  Tanto es así que desde el año 2011 han sido ya un millón de habitantes los que han desaparecido del espacio comprendido entre los 18 y los 64 años. Esto supone por lo tanto que el país cuenta con un menor número de efectivos para lograr abastecer de forma satisfactoria a la parcela de edad más avanzada. Y no sólo eso, sino que las franjas de edad entre los 20 y los 29 años y la de 30 y 39 son las que más han notado la caída del número de trabajadores desde el 2014. Los veinteañeros han sufrido una caída del -3.22% y los treintañeros del -3.69% según datos publicados a principios de 2016.

A pesar de que gran parte de estos movimientos demográficos están íntimamente ligados al ya mencionado aspecto del envejecimiento, también hay que tener en cuenta que son precisamente estas franjas de edad las que han asumido una mayor emigración de activos tanto a otras naciones de la Unión Europea como a otros puntos del mundo. Después de los inmigrantes con doble nacionalidad estos son los ciudadanos del sector con una mayor tendencia a abandonar el país motivados en gran medida por la falta de empleo que asola el país desde finales de la década pasada.

Si te gusta este contenido, ¡compartelo!

    Tags: , ,


    About the Author



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Back to Top ↑